5 ago. 2009

Las grietas de Jara - Claudia Piñeiro


Sin echar mano a atributos tan en boga en los últimos tiempos, como el popular recurso del romance meloso o la fidelizante recreación histórica, Claudia Piñeiro se las arregla para crear novelas taquilleras, cargadas de actualidad y dramatismo, sin descuidar la tensión y el suspenso propios del género policial.
Lo hizo con sus anteriores trabajos, que sin aspiraciones de premio Nobel juegan a entretener y lo consiguen; me refiero a la reeditada Tuya, la casi autobiográfica Elena sabe y la más famosa, ganadora del premio alfaguara 2005: Las viudas de los jueves, que hoy se encuentra en proceso de filmación con un elenco de figuras consagradas y un premiado director a la cabeza. Siguiendo ese camino, me puse a leer Las grietas de Jara de reciente aparición, ignorando las suplicas de Hipnos, la terminé ya entrada la madrugada, sin un mínimo de arrepentimiento por las pocas horas de sueño que me quedaban.

El protagonista es un arquitecto de mediana edad, cuya vida se debate en la monotonía de un opaco matrimonio, una conflictiva hija adolescente en busca de su sexualidad y un trabajo que hace mucho dejo de satisfacerlo, en un pequeño estudio que construye edificios de departamentos en altura en Capital, a cargo del inescrupuloso arq. Borla y su hermosa socia Marta. El trío de arquitectos guarda un secreto que los condena: tres años atrás, durante la construcción de una torre, un obsesivo vecino intentó lograr un resarcimiento económico por las grietas aparecidas en su vivienda, lo que derivó en un crimen. La aparición de una joven haciendo preguntas sobre aquel vecino de apellido Jara, terminara por abrir una grieta en la vida del protagonista, que comienza a cuestionar su propia existencia, a preguntarse como fue que comenzó a recorrer la ciudad buscando viejos edificios para demoler, sin importarle que fuesen los mismos que en aquellos tiempos de facultad, miraba con regocijo y admiración; como fue que dejo de ver la arquitectura como profesión para ver solo un negocio y a vislumbrar que, si quiere vivir de otra manera, deberá animarse a pagar el precio. Una novela totalmente actual, que nos lleva a recorrer un catalogo de edificios emblemáticos de la ciudad de Bs. As, y nos plantea algunos interrogantes que tienen que ver con ese proceso de destrucción-construcción que se da en las ciudades, pero también, en la vida de las personas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí me encantaría que si paso por una librería me hagan una mini entrevista como esta y me cuelguen en su blog: http://www.youtube.com/user/queestasleyendo

Gabriela Saber Libros (San Fco) dijo...

Gustavo: a mi tambien me robo las horas de sueños este libro de Piñeiro, lo recomiendo... de verdad.
Sorprendente el "negocio" "cerca de " la arquitectura . Saludos, te felicito por el blog

tomas_doran dijo...

Yo un lector de esos..., que ahora por razones de trabajo no dispone tiempo para seguir haciendo una de las cosas que más me gusta, pero en fin..., ya vencrán tiempos mejores. Hoy, y en esta ocasión simplemente quería felicitar a la gente de Librelibro de Villa María por esta página con la que contamos en la Web, exitos y más exitos para Uds. en las ventas, y sigan comentando sobre libros, desde ya mil gracias, Saludos Tomás Doran (un villamariense del barrio Güemes sur obviamente en Villa María).-

Anónimo dijo...

A mi me encanta como escribe Claudia Piñeiro,Para mi los mejores libro que lei son Tuya y Luego las Viudas de los Jueves
Las Grietas de Jara parece muy Bueno,Lo voy a comprar
Juan Manuel

Anónimo dijo...

Interesante el comentario sobre este libro. Me han dado ganas de retomar la lectura. Saludos
Juan Carlos

Anónimo dijo...

me gustaria montar una obra con uno de sus libros pero no se como contactarla, yo soy de PERU, alguien tiene su correo?

Anónimo dijo...

Has completado unos buenos puntos allí. Hice una búsqueda sobre el tema y encontró la mayoría de las personas tendrán la misma opinión con su blog.

Anónimo dijo...

Esto realmente resuelto mi problema, gracias!

Anónimo dijo...

Yo sólo quería hacer una observación rápida de decir que me alegro de haber encontrado tu blog. Gracias

Anónimo dijo...

como se descarga?