14 nov. 2009

Donde el corazón te lleve - Susanna Tamaro


En la semana que se inicia la librería estará cerrada. Estamos ampliándola. Es una casa antigua y para armar el local unimos un par de dormitorios y el zaguán; su dueña, Doña Luisa, sigue viviendo en los restantes y como en el famoso cuento de Cortázar, con el tiempo nosotros vamos tomando ambientes (ahora le toco al comedor) desalojándola, en sentido inverso al del cuento, hacia el patio.
Cuando arrancamos, hace apenas dos años, un experimentado y mediático corredor de libros me aconsejo: “tenes que tener tres o cuatro títulos para recomendar, que sean como comodines” .Se refería a novelas que además de ser económicas, debían surtir el gusto de un amplio abanico de lectores. Días antes de inaugurar, el consejo había trocado en obsesión; repasaba títulos como un poseso sin lograr decidirme, hasta que casi por casualidad me tope con: Donde el corazón te lleve. Recuerdo que la agarre con desconfianza, pues el título despedía cierto tufillo a Coelho, pero la agradable prosa de sus primeras paginas derrumbo aquel prejuicio y me dio la certeza de que al fin, había encontrado mi recomendado de “amplio espectro”.
La gran protagonista de esta novela epistolar es Olga, una anciana mujer, sabedora de que los días de habitar su solitaria casa y el mundo en general son escasos, decide escribirle a su nieta (quien estuvo a su cargo hasta obtener la mayoría de edad) una carta donde decirle las cosas que calló y que hoy le atormentan el alma, palabras fermentadas por la culpa de no haberlas dicho a tiempo, las que va transcribiendo en un cuaderno, mientras repasa su vida: su juventud encorsetada por las convenciones sociales, su matrimonio, la infidelidad y la relación tempestuosa con su única hija, fruto de aquel amor prohibido. Esas cartas son pura reflexión acerca de los vínculos humanos, escritas con la sinceridad y sabiduría que solo otorga la experiencia desacertada.
Susanna Tamaro (Trieste-1957) se hizo mundialmente conocida con esta novela, traducida a 35 idiomas, que tiene una segunda parte: Escucha mi voz, donde se da cuenta del encuentro de aquellas cartas por la nieta.
Va dove ti porta el cuore, fue la premisa que seguimos cuando nos lanzamos, sin saber nada del oficio, con librelibro. Esa actitud nos permite aspirar a que el futuro nos depare, no un negocio, sino un lugar. Para allá vamos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

FELICITACIONES!!!! SOY ADICTA A LIBRE LIBRO Y COMO TE COMENTE LOS OTROS DIAS ES EL MEJOR SHOPPING DEL MUNDO, ME ENCANTA EL AMBIENTE Y LA ATENCION. ESTEFANIA

jorge rossi dijo...

sí. además, si tenés algún escrito, no hay crítico más impecable. sopesa, mide calcula, mete arbotantes y arcos de medio punto para ayudarte. un maestro.
es que nunca hubo algo así.

esquenun dijo...

Bueno, les agradezco los comentarios pero la amistad que me profesan ambos les esta haciendo exagerar.